_

Renesme. Diary Love. 12. p1

Hoy he salido con Leah, después de realizar algunas compras preparando la sorpresa de Jacob, sintiéndome más humana que nunca me tentó la posibilidad de saborerar un poco de helado pese a la brisa que corría. Caminamos por las calles paseando, sin dirección alguna, mi paladar recibía aquellos sabores de forma curiosa pero no repulsiva, logrando acostumbrarme y tomarle un poco de gusto. En la conversación me armé de valor y le pregunté:

-¿La imprimación sólo es de hombre a mujer o también sucede al revés? Digo.. son los hombres los que se transforman pero en tu caso, eres tú la que te deberías imprimar con un hombre o de todas maneras debería llegar el macho que se imprima de ti???

-Esa es definitivamente una pregunta muy, muy complicada. -suspiró- Lo que yo sé es que los hombres se impriman de la mujer, pero no sé si el sentimiento es mutuo, nunca me lo he preguntado y nunca he hablado del tema con otra mujer de la reserva, aunque creo que hay una persona a la cual podría hacerle esas preguntas. Pero lo que he visto en la práctica es que los ojos de todas ellas no miran a nadie más que a su macho. Es como si existieran el uno para el otro, si tuviesen enter ellos un lazo tan fuerte que nada ni nadie podría separarlo, si llegaran a separarse no sólo se llenarían de pena, sino que sus espíritus estarían inquietos y harían lo que fuesen por volver a estar cerca de la otra parte de su ser. Eso es lo que veo siempre en los ojos de quiene se aman nessie. Sentirse como alguien quien espía estos sentimientos, sus mundos privados no es agradable. Además el sentimiento por parte de ellos es completo.

-Competo? A qué te refieres con completo? Cómo sabes lo que ellos sienten?

- Nessie ! Todos somos uno cuando estamos como manada. Me toca sentir y pensar, ver todo lo que ellos recuerdan. Creo que he llegado a estar curada de espanto.

-Cierto ! -Sonreí un poco ruborizada de la verguenza. -Qué distraída, sí lo sé, pero no lo había pensado así.

-Claro, entonces, cuando digo completo, es completo, no sólo deseo... ellos realmente siente preocupación absoluta por quien aman, todo lo que hacen, los riesgos que toman, sus obligaciones, todo, es para cuidar a quienes aman, es para entregarles protección y cada momento que están sin ellas, anhelan de forma absoluta volver a tenerlas entre sus brazos, por que saben que cada uno es el elegido para cuidar a su pareja, es como si tuviesen fe ciega del porqué se han imprimado de esa persona y no de otra, todas las diferencias de opiniones, peleas, discusiones, existen pero no logran tener cabida en sus corazones porque saben que por muy diferentes que sean de quien aman, hay alguna razón última, simplemente no están completos, ellas son la otra mitad de su espíritu y ellos no son nada en absoluto sin ellas.

Aquellas últimas palabras hicieron que suspendiera el siguiente sorbo de helado, también suspendieron mi respiración por algunos segundos. Leah se había detenido en la mitad de la vereda mirando fijamente cómo su copa se derretía poco a poco mientras me contaba lo último.

-Debe ser mutuo -las palabras salieron de mi boca, pero era mi inconciente quien hablaba. Mi razonamiento poco a poco se ponía a funcionar y vi como Leah alzaba el rostro y sonreía.

-Debería -contestó, en ese momento me di cuenta de lo que había dicho yo. Pasó algo extraño y un impulso tremendo deseaba que le contara a Leah TODO.

-Si ellos sienten que ellas son la otra mitad de su ser, es imposible que ella no sientan lo mismo. Leah...

Me miró y empezó a caminar, de forma automática me mantuve caminando a su lado. Continué hablando.

-...Leah, estoy enamorada de un compañero de clases y estoy segura de lo que siento. Para mí Jacob es sólo un amigo, no logro sentir por él, nada más que amistad y esa lealtad de haber estado y estar siempre conmigo.

Leah no se detuvo, yo tampoco, hundía la cucharita en el vaso de helado, le daba vueltas tomando una gran porción y se la mentía lentamente en su boca, sus ojos se alzaron mirando el cielo del horizonte, la brisa nos dió a las dos en el rostro.

Yo, acababa de confesar lo que pensaba inconfesable a Leah, quien se ha ganado mi confianza, mi gratitud y yo creo que he ganado las suyas.

Caminamos por al menos cinco minutos en completo silencio, fue un momento interminable, no tenía nada que decir, pero mi cabeza estallaba de preguntas, entendí que anhelaba que Leah tuviese una respuesta casi milagrosa, un salvavidas que pudiese tirarme.

-Creo que estamos iguales, pero de forma distintas. No sabría explicarlo, es algo intuitivo. - suspiramos juntas.

-No sé que pensar Leah...

-Yo tampoco Nessie, lo único que se me ocurre es que no se lo digas a Jacob aún, creo que tú debes estar irrevocablemente convencida de tus sentimientos, para tomar decisiones tan importantes como asegurar que nunca lograrás sentir algo por Jacob, creo que, es cuestión de tiempo, talvez lo ves tanto como amigo, que no descubres que puede gustarte de otra manera, talvez no te has permitido pensar en Jacob como piensas en este otro chico que me mencionas...

-Permitido? ... Leah, ¿Te ha gustado algún chico?

-Si me ha gustado ? Vaya Nessie, sales con cada pregunta, sorpresa tras sorpresa.. bueno, sí -se sonrojó- me han gustado dos chicos después que bueno, de que él se imprimó y quedé sóla, pero en mi cabeza tienen una ubicación tan irrelevante, ahí los he puesto por que de lo contrario llamaría la atención del pensamiento colectivo de la manada y es algo que prefiero evitar, aprecio mi intimidad, esto de estar resagada un poco, ha hecho que tenga talvez más espacio que los demás en mis propios pensamientos.

-Leah, tú lo que tienes... es miedo.

-Miedo?

-Sí Leah. Miedo de ser amada sin ser imprimada. Miedo de amar como ama cualquier persona normal, sin las reglas de la imprimación. Miedo a vivir simplemente, por que si vives de esa manera, serías diferente a tu manada, pero .. te das cuenta que eso es contradictorio por que .... ya eres diferente, entonces, qué más da si también amas diferente y te dejas amar ?

Por mirarme mientras le hablaba, Leah no se percató de la bajada en la esquina de la vereda, la tomó desprevenida pero su equilibrio actuó rápido, ella no cayó pero su helado se estrelló en el asfalto. No contuve la risa y ella tampoco, reviso su blusa para comprobar que no estaba manchada.

-Yo talvez tengo miedo a dejarme amar, pero tu no sabes ni siquiera lo uno ni lo otro.. creo que ambas estamos metidas en un gran lío.

-Sí... en líos del corazón.

----

Continúa. !


2 comentarios:

maria jose dijo...

waaa... por que siempre queda esto .. con que pasa luego?
no se puede evitar... definitivamente esto te deja pegada... es demaciadooo cool!
tu fic.. jasdjjas
bueno... esperare el otro pedazo sadjasdjas

bye xoxoxoxo

angel21mbp dijo...

Khima amiga apenas puedo leer a Renesme!! Hace tiempito que extrañaba su diario, pero he estado como en otro planeta!!

te agradezco el premio, tu también tienes uno en mi blog y como hace dias no lo reviso ni sé si ya lo sabías! Por otro lado, la historia se está volviendo interesantisima!! me encanta!! Esa relación entre ella y Leah es muy bonita, me gusta que hicieras esto puesto que es lo menos esperado... pobre jake, me da lástima, pero me suena a que ella se va a dar cuenta de lo que siente por Jacob más adelante!!

besitos amiga!