_

Renesme. Diary Love. 19

Han pasado algunos días sin escribir, pero me siento en las nubes. Con Matt todo avanza. Es como ignorar mi realidad y pensar que ser más humana que vampiro es posible. Después de todo algún día yo sí moriré, no sé si algún día anhele la eternidad, pero por el momento con toda la vida que tengo por delante me basta y me sobra, definitivamente es un tema que debo pensar pero en al menos unos cuarenta a cincuenta años más quizás, según las proyecciones de mi abuelito.
Hoy ha sido un día tranquilo, estuve un par de horas en su compañía, por momentos siento que le entrego alguna clase de seguridad, sus ojos brillan cada vez que sonrío. Hoy ha estado más cerca mío, su precaución es interesante, me pregunto por qué la tiene, pero sea cual fuese la razón, me ha sido de ayuda, que esto avance relativamente lento me permite medirme a mí también. Aunque no es tan lento del todo, me toma de la mano con facilidad, me rodea la cintura cada vez que caminamos, al despedirse poco a poco se va acercando a la comisura de mis labios, pero también es posible que todo sean ideas mías, es frecuente que uno lea los gestos de otra persona de manera distinta a las intenciones reales.

Pero mi alegría duró un par de días, una familia por mucho que se ame, está ahí no sólo para apoyar y festejar los buenos momentos, también se hace presente para recordar lo que a veces uno desea ignorar... entiendo que hacen esto sólo por una razón : o están preocupados por mi y desean saber más o creen que tienen su opinión es la certera y quieren hacermelo ver.

No ha sido posible ocultarlo más, cae de evidente, lo que pasó con Jacob, las visitas de Matt, y teniendo a Alice, mi tía, de testigo cuidándome los pasos en el instituto, era de esperarlo, tan obvio que este momento se acercaba, pero lo ignoré, cerré los ojos.

Cuando una nube descubrió la luna en el cielo el sonido de un pequeño riachuelo me cosumía y su fluido fue interrumpido por los imperceptibles pasos de mi madre quien se sentó junto a mi en el jardín.

- Debo hablarte seriamente, de madre a hija Renesmé. - podía sentir sus ojos en mi rostro, podía ver sus ojos inclusive con los míos cerrados, exhalé y ella continuó, hablaba lentamente con una calma interior que reflejaba todo el amor y preocupación que sentía por mi, su hija.- Somos permisivos contigo, por que no eres sólo una niña y lo sabes, confiamos en que la mayoría de tus decisiones son poco llevadas por un impulso y aquellas que los son, tienen su razón de ser; como tus padres, estamos para guiarte, enseñarte, mucho más que para prohibirte, censurarte, negarte sin razones.

- ¿Crees que no he pensado lo de Matt? -le pregunté con la misma calma.

- Estoy segura que has pensado lo de Matt. No me cabe duda alguna que lo has pensado demasiado, pero a la vez temo que lo que sucedió con Jake sea un pequeño impulso, lo suficiente para que te sumergas por completo en la ilusión de Matt. -mi madre y yo teníamos una conexión muy especial, como ya he escrito anteriormente, desde el vientre y podía adivinar los sentimientos exactos que hablaban a través de sus ojos, era como leerme en un espejo.

- ¿Crees que lo de Matt es un capricho, una ilusión ? -no pude evitar una gota de decepción al final de mi frase, o quizás fue un poco más de angustia.

- Yo creo que sí. Pero también creo que tu estás convencida que no. Creo que pese a todo lo que has pensado, todo lo que te has cuestionado, simplemente... hija, no hay una "decisión correcta". Es sólo una decisión como cualquier otra, y tendrá sus consecuencias, talvez todas sean buenas consecuencias o malas, pero.. habrán.

- Crees que le pertenezco a Jake. Me frustra la idea de saber que no tengo derecho sobre mi destino, que no tengo otra opción que esa: él.

- ¿Eso piensas hija? ¿Ese es el sentimiento que te inquieta? - notaba un poco de ansiedad en su voz, me tomó la mano firmemente.

Con aquella pregunta, me di cuenta que había verbalizado mis sentimientos reales. Había descubierto en ese momento, de manera evidente, mis reales temores. Ese era el problema de fondo. Y el asombro que sentía en ese momento, la tranquilidad que le siguió unos segundos después condimentada incluso por uno que otro granito de felicidad, (de esa que sientes cuando descubres algo que llevabas buscando mucho tiempo), fue tan transparente, tan genuina
que mi madre no tuvo duda alguna de que yo lo estaba asimilando por primera vez, eso sin mencionar claro, que le había transmitido todas mis sensaciones, mis ideas tomándo su mano tan fuertemente como ella lo había hecho al preguntármelo.

- Hija... - me tomó por los hombros y me miró fijamente - ...tú eres dueña de tu destino. Te prohibo que aquello se te olvide. - Sentí como su cuerpo se relajaba y me dirigía una sonrisa, me acarició el rostro y no pude evitar apoyarme en su regazo, yo, su pequeña. - Vamos por parte hija, primero, tu familia está preocupada por ti, si tú deseas estar con Matt y él desea estar contigo, te apoyaremos. Si necesitas que disimulemos, incluso si alguien de nosotros no está de acuerdo, lo haremos. Ya sabes que sólo nos tenemos a nosotros de manera incondicional y estamos preocupados por que creemos que no has logrado ver la realidad como es, piensa en eso, creemos que te estas engañando, pero nadie te lo reprochará, lo sabes, te lo estamos haciendo saber, ahora. -exhalé un largo suspiro y en su regazo apoyada como estaba, le abrazé fuertemente las piernas. - Segundo, la imprimación es algo que, naturalmente, debería pasar entre lobos, o digámos mejor, entre Quileutes; es verdad que no es normal que Jake esté imprado de ti, pero creo que justamente esa rareza, esa peculiaridad, puesto que tú no eres Quileute, te da la libertad, creo yo, ya que no hay reglas escritas para esto, de no corresponderle. Hija, que nada te ate, que ninguna idea que no sean tus sentimientos y tus convicciones te hagan tomar decisiones. - fue ella quien exhaló ahora - Por otra parte, lo que te ata a él, es el sentimiento de incondicionalidad que te inspira, y el sentimiento que has construido con él a lo largo de tantos años. Tú sabes que admiramos de ti, que sabiendo toda nuestra historia, todos los sentimientos que existieron entre Jake y yo, hayas sido capaz de no prejuiciar, de comprender, de desetiquetar y construir tú una relación de hermandad, de amistad con él. - Me acariciaba mis rizos mientras continuaba - Tengo la fuerte convicción de que, si llegas a corresponder a Jake, será por que es eso lo que sientes de verdad. Y si no llegas a sentir nada más por Jake que lo que sientes hasta ahora... no tienes por qué mortificarte, no tienes ninguna responsabilidad con él, sé que será difícil, te será inevitable pensar en él, preocuparte, no ha de ser agradable que el centro de tu universo te niegue, pero... por desgracia para Jake, eres mi hija y velaré por que tú hagas lo que tú corazón dicta, si no lo correspondes, él tendrá que ser capaz de enfrentarlo. Es cruel, pero es lo más sensato, no puede obligarte a amar mi pequeña, nadie puede obligar a que amemos algo que no deseamos. El corazón no funciona a dictámenes de la razón. Pero sé por experiencia propia, que en algún momento nuestros corazones son capaces de amar a más de uno con igual intensidad, así como también sé que a su debido tiempo, será nuestro mismo corazón quien nos hará entender a quién realmente amamos, quién es aquella persona con la cual no estamos dispuestos a vivir si no existe él también en el mundo. Y si necesitas un siglo para descubrirlo, lo tendrás - una pequeña risa se escabulló entre sus palabras - créeme. - y yo, me reí con ella.

- Seguiré con Matt hasta que descubra por mí misma qué es lo que no me encaja, la verdad, me hace sentir bien, probablemente esté confundiendo amor con ilusión... así que seré cuidadosa, cuando esta burbuja se rompa, trataré que no me tome por sorpesa, pero... no sé qué haré con Jake, la verdad, no sé lo que siento realmente por él. Aunque me siento un poco imcompleta, sigo molesta, no tengo rencor, pero... prefiero que no se aparezca por estos lados.

- Tu padre está celoso, - se rió mi madre - digamos que con Jake estaba acostumbrado... pero ahora alguien te pretende de verdad, es muy cómico pero no se lo comentes, de verdad se está autoconteniendo.

Aquel comentario me hizo reir bastante.

- Seré... -buscaba una palabra adecuada, fruncía los labios - ... compasiva con él. Hombres.. -dije finalmente suspirando.

- Hombres... - contestó mi madre de igual forma.




---
Nota de la autora: Renesmé no escribe ni Jueves, ni Viernes, escribe este cap un Sábado.


2 comentarios:

Pacus dijo...

Entonces aclarara sus sentimientos?, Puuff! me quedaria con Jacob ¬¬
Bueno, en realidad ella puede tomar sus propias desiciones talves que pase y oye si ñla media pelea fue esa y lo que le dijo jacob a matt xd! bueno que se le iva hacer si Matt es humano ¬¬"!

Vincent Rodriguez R. dijo...

he leido nuevamente este cap!
:D
los cambios son grandes, sintio que la historia va por el mismo rumbo pero toma una especie de camino que me esta gustando, necesitaba colocar este coment. esta genial, espero mas

xD