_

Ella, la chica ruda



Escrito para estaschicasleentwilight.blogspot.com


(Sobre el primer capítulo de Crepúsculo)

Suelo tomarme las cosas muy en serio en una primera instancia, debe ser ese sentido de responsabilidad innato que tengo que me inculcaron desde pequeña. He leído el primer capítulo con intenciones de un análisis exhaustivo, pero al finalizar la lectura me di cuenta que no tiene caso. Además de fijarme en los momentos en que el personaje describe, narra, opina, piensa, expresa sus gustos, disgustos o temores. Qué caso tiene ?

Finalmente deje de lado mi análisis técnico y terminé percatándome de aquellas frases que, después de leerlas, me generaban cualquier tipo de pensamiento.
Espero logren llegar al final, he tratado de ser lo menos densa en la forma en que expongo las ideas, sobretodo cuando me di cuenta, que siendo el primer capítulo, me dio mucho de qué hablar.

Hay momentos que rescato y de todas maneras, algunos hechos que, gracias a esta lectura "técnica" logro apreciar de la narración de Meyer, vamos por partes:

Lo primero que me llama la atención es la preocupación de Bella por su madre, la relación afectuosa que existe entre ellas es efectivamente de película y las demostraciones de afecto que tienen son sutiles, esas que dejan la sensación que entre ellas, todo está bien.

En las primeras tres páginas logramos dimensionar a Isabella a través de su forma de ver el mundo, eso lo apreciamos al leer sus descripciones, su forma de sentir las cosas, cuando nos comenta sus temores, apreciaciones y razones, ejemplifico, por si no logran verlo:
-"me preocupaba un poco pasar una hora en el coche con Charlie"
-"La principal razón de querer comprarme un coche, a pesar de lo escaso de mis ahorros, era que me negaba en redondo a que me llevara por todo el pueblo en un coche con luces rojas y azules en el techo"
-"Se me da bien olvidar las cosas dolorosas e innecesarias."

Una hermosa forma de abrirnos las puertas del mundo que poco a poco se nos va entregando: el interior de Isabella, ese interior que incluso Edward envídia, ya que como todos sabemos, el hasta mucho tiempo más, no podrá conocerlo y lo peor, sólo cuando Isabella se lo permita.


Lo segundo, cosas que no puedo dejar de pensar:

1.-"Ella, la chica ruda", pensé y me reí a carcajadas cuando me imaginé a Isabella dentro del monovolumen en la mitad de la escena catastrófica que ha descrito, recordemos:

"El vehículo era de un rojo desvaído, con guardabarros grandes y redondos y una cabina de aspecto bulboso. Para mi enorme sorpresa, me encantó. No sabía si funcionaría, pero podía imaginarme al volante. Además, era uno de esos modelos de hierro sólido que jamás sufren daños, la clase de coches que ves en un accidente de tráfico con la pintura intacta y rodeado de los trozos del coche extranjero que acaba de destrozar.

Acaso ustedes al menos no sonríen con la idea de ver a la pequeña en un tremendo monovolumen rojo antiguo sin rasguño alguno? Siento que tiene la intención de sentirse en esos juegos de autos 4x4 donde cada llanta mide como dos metros de altura, si es que no más...

2.-No es tan flexible como parece. Se habla de una persona flexible, cuando esta persona es capaz de cambiar sin problemas de una situación a otra y asumir los cambios rápidamente, adaptándose a ellos. Entre otras ideas que puedan enriquecer esta definición.
Isabella tiene una capacidad de no demostrar sus asombros o sus entusiasmos con mucha exageración, pero eso no significa que no sea flexible
A nuestra Isabella, le cuestan los cambios, la melancolía y la añoranza es su primer estado. Es cierto que hasta las personas altamente flexibles se caen, pero no es su actitud inicial.
"me permitió contemplar a través del cristal la cortina de lluvia con desaliento y derramar algunas lágrimas. No estaba de humor para una gran llantina. Eso podía esperar hasta que me acostara y me pusiera a reflexionar sobre lo que me aguardaba al día siguiente"

Porque Bella? Porque tienes tanto miedo?

Finalmente, se desahogo llorando esa noche. Démosle ese minuto de soledad que necesita y sigamos con el tercer punto.

3.-Su obsesión con pasar desapercibida, ese miedo a ser el bicho raro, pero a la vez y contradictoriamente, la necesidad de sentirse diferente, de alguna manera: figurar.
Era su oportunidad, después de todo, ella misma nos cuenta que no logró hacerse un hueco en su antigua escuela. Porqué tener un lugar?, no te basta con sólo ser tú? Necesitabas estar acaso con las chicas populares? Talvez su alter ego o su deseo frustrado!!!. Esa es mi impresión, me es inevitable no imaginarme su antigua escuela el escenario perfecto de una típica película gringa, debido a la digna mención que hace de los detectores de metales en la entrada.

Para ir terminando, cosas por las cuales no puedo dejar de simpatizar con Bella.

1- La parte que me mató fue el imperceptible comentario "De mala gana salí de la cabina calentita del monovolumen", STOP, releí. Sí !!! A todos nos pasa ! Al igual que Bella, odio el frío, ese que hiela y molesta. Y me molesta tanto tener que salir de los lugares calentitos y acogedores.

2.- Lo segundo que me hizo simpatizar con ella, fue el darme cuenta que era un completo caso perdido !!!!
Y su testarudez, chic@s, noticias, no es de su madre, es de su padre: ella nos demostrará más adelante, que cómo él, no suelta los amores reales, no los olvida, no los deja atrás. Charlie, al igual que ella, todavía no suelta su gran amor y como nos cuenta Bella, "Era imposible permanecer en aquella casa y no darse cuenta de que Charlie no se había repuesto de la marcha de mi madre. Eso me hizo sentir incómoda". Sinceramente creo que se sintió incomoda por que de una u otra manera, entiende muy bien a Charlie, de lo contrario, si no lograra comprenderlo, le daría lo mismo lo que la decoración de la casa refleja.


Mi bonus personal: Y el parecido a Jane?
Es inevitable ver un poco de Jane Austen (para aquellos que tenemos el gusto de conocerla y el placer de haberla leído) en su narración, ya que si bien el siguiente párrafo puede decirse con muchas entonaciones diferentes, mi favorita es imaginándomela con un traje de 1800 y el típico acento inglés, con esto en sus mentes, disfruten del texto:

"Su voz resonó con toda la conmoción y reprobación de un pueblo pequeño, pero, para ser sincera, he de confesar que aquello daría pie a grandes cotilleos incluso en Phoenix."

Es inevitable! Sobretodo si nos lo imaginamos en inglés, usando palabras tales como conmoción y reprobación, juntas.


Si desean no continuar leyendo, están libres de toda obligación, pero no puedo dejar de mencionar algunas observaciones técnicas que me encantaron. No se preocupen, seré muy consisa:
-Presentación completa de personajes principales: Hay libros que presentan sus personajes a medida que avanza. Meyer, los plantea desde el inicio.
-Interrogantes sin resolver: Hay libros que arman el contexto poco a poco y plantean las grandes interrogantes más avanzada la lectura. Meyer, plantea las cosas de tal manera, que pueden ser posteriormente escarbadas, retomadas, indagadas. Y mientras queda pendiente, no molesta, por que no las deja, notoriamente pendiente.

En resumidas cuentas:
Además de presenta a Bella y todo lo que antes mencioné, para aquellos que deciden "probar" a Meyer, leyendo sólo su primer capítulo, se encuentran con la sorpresa que en los momentos previos a terminar, no sólo ha logrado presentarnos a todos nuestros personajes principales, sino que nuevamente, al igual que el prefacio, logra dejarnos lleno de dudas por resolver.



Escrito por Khimair

1 comentario:

GrEtTeLiTa dijo...

Me encanto tu comparativo con lo escritos de Austen !!!

Estoy de acuerdo !! De hecho hasta intento hacer mentalmente el acento ingles. Y efectivamente estas en lo correcto.

Siempre he dicho que el Edward Ferras de la novela de Austen (Sensatez & Sensibilidad) tiene un enorme parecido con el Edward Cullen de Meyer.

Y ni se diga del enorme triaungulo amoroso al estilo "Cumbres Borrascosas" que genera en parte de la saga.

Saludos !!!!!!!!!!