_

Renesme. Diary Love. 4

Me levanté un poco ansiosa, deseaba ver a Jacob y pedirle mil disculpas pero si lo veía el corazón se me desbordaría de tristeza. El sólo hecho de pensar que debe tener algo atascado entre su pecho y su garganta y que hoy no era el día para eso, el día que había planeado, me hacía sentir pésimo. La idea de tener que verlo todo el día con una sonrisa a medias y un poco frustrado me inquietaba. Mientras me arreglaba y esperaba que llegase a buscarme, lo único que deseaba es que ese día se acabase rápido.

Pero el día me trajo gratas sorpresas y no me puedo quejar. Una vez que llegó Jacob, venía de tan buen humor, desbordando una alegría increíble que dudé de todos mis pensamientos y conclusiones de la noche anterior. Me contagió a tal punto el buen ánimo que se me olvidaron todas mis dudas, angustias y conflictos. Me sentí como años atrás, cuando pasaba horas haciendome reír, jugando conmigo.

En el desayuno papá no tenía buena cara y me he quedado con la duda si era por algo que Jacob pensaba o por que hoy simplemente no quizo ocultar que le desagrada su olor pese a todos los años que han pasado desde que se conocen. Mamá me abrazó fuertemente y me pidió que me cuidara más por costumbre que por real preocupación.

Difruté bastante el rápido viaje en moto, al llegar al prado ya nos esperaban para compartir y pasar el día Quil, Claire, Sam, Emily, Jared, Kim, Seth, Embry, Collin, Brady, Leah y unas chicas con las cuales aún no había sido presentada.
Emily destacando siempre por su gran maternidad ya llevaba todo listo y preparado para los chicos. Ella sí sabía lo que era tener que alimentar y compartir con una manada de lobos en su forma humana. Habían llegado en una gran camioneta y tenían sus puertas laterales abiertas de par en par dejando ver grandes cantidades de provisiones de comida.

Al verme, Emily se acercó para abrazarme afectuosamente, igual que Leah. Ellas eran las dos mujeres que recordaba con claridad, con las cuales había tenido oportunidad de conocer y compartir. Me hicieron sentir muy cómoda por lo cuál no me sentí como una extraña pese a lo distante que estaban las demás. Pero el día avanzó y entre recuerdos y risas sentí que formaba parte de todos ellos. Cada uno tenía algún recuerdo mío, algo que contar, cada uno sacó risas y carcajadas con las anécdotas que teníamos y me di cuenta cómo ayudó que ellos fueran los que narraran aquellos momentos pasados, entendí que de esa manera compartían con sus novias aquello que ellas no sabían de ellos y además de mí. Por un breve instante pensé que podría causar celos en más de alguna, pero su sentimiento de franternidad y unidad me asombra, al contrario de lo que pensé, con cada historia con la que ellas reían las sentía más cercanas a mí como si ahora todos fuesemos parte de una misma historia, como si todas fuesemos hermanas con la obligación de cuidarnos.

Después de almorzar se acostaron en el suelo, algunos descansaban, otros dormían y algunas parejas.. desaparecieron de la vista. Quedábamos en la mesa, Sam, Emily, Leah, Jacob y yo. Sospechaba que Sam aprovecharía para pasear con Emily apenas surgiera la oportunidad lo que implicaría que Leah se sintiera incómoda al ser la única que no iba acompañada, así que decidí rápidamente invitarla a caminar hasta la orilla de un riachuelo que se escuchaba no muy lejos de ahí. No sé si se abrán dado cuenta de mi intención pero Jacob me ha quedado mirando unos segundos con cara de incompresión... apenas tenga la oportunidad le preguntaré que pensó en ese momento, pues no me gusta quedarme con aquellas pequeñas dudas.
Así terminé gran parte de la tarde conversando con Leah.

No fue hasta el último momento cuando me di cuenta de lo valioso que podría llegar a ser aquella tarde.

Ya llegando de vuelta al prado la conversación había pasado por muchos temas y Leah tuvo la sutileza de formular un comentario al margen que logré de alguna manera descifrar. Estaba agradeciéndome por haberle dedicado tiempo y compartir con ella, diciéndome que lo apreciaba enormemente pues siempre se siente como un estorbo todo por no estar imprimada. Sobretodo ahora que todos estan con alguien ya nadie se preocupa por ella pues tienen toda su atención en sus hembras. Fue esto lo que me dejó pensando todo el resto de la tarde.
Al bajarme de la moto frente a mi casa encontré sensato pedirle disculpas a Jacob por haberlo dejado sólo con Sam y Emily, pero me ha dejado tranquila la sinceridad de su sonrisa al saber que he disfrutado muchísimo estar con Leah.

Si supiera él las cosas que ahora estoy pensando...

Sabía que Jacob me conduciría a la respuesta que necesitaba, pero nunca me imaginé que lograría encontrar tan rápido a alguien con la cual pudiera conversar estos temas. Ahora comprendo que la persona que me puede ayudar está ahí, muy cerca y es cuestión de tiempo para que logre saber, lo que tanto necesita mi corazón aclarar.

Por el momento esperaré que exista una segunda ocasión para ver a Leah, espero sea esta semana o a más tardar el siguiente fin de semana. Mañana inician cinco días más llenos de ideas tormentosas no creo que él se anime a hablarme ni a acercarse a mí y por mi parte, mucho menos.

He estado pensando hablarlo con mi madre o talvez con tía Alice o Rosalie… pero tengo miedo que mi padre se entere leyendo sus pensamientos. Aunque si espero, Leah podría llegar a ser la confidente que necesito, después de todo, para que alguien de algo, uno siempre debe entregar algo a cambio y creo que es claro que si deseo obtener mi respuesta no sólo debo ser bastante cuidadosa sino también respetuosa con sus sentimientos. Tranzar historias personales nunca ha sido algo fácil. Solemos por naturaleza ser recelosos con nuestras historias personales. Tendré que tener calma, paciencia y mucho cuidado. Pensar muy bien las cosas que diga, lo cual me demandará más atención de la que últimamente estoy dando a las cosas. Pero lo lograré, sé que obtendré mi respuesta...

Dormiré con la conformidad que desde el viernes he logrado esclarecer mucho más mis ideas, lo cual me da un poco de tranquilidad, aunque mis sentimientos sigan siendo una madeja que no logro desenredar.

Pese a toda la distracción de este día, no puedo dejar de preguntarme: lo veré mañana?


4 comentarios:

BellaBlack dijo...

OwO
Me ha encantado este capitulo tambien...¿quien huviese dicho que algun dia Nessie y Leah iban a hacerse amigas?
Ya tengo ganas de ver como sigue la historia..^^
Un besazo!

Pacus dijo...

La verdad, siento como si lo escribiera otra persona, como si el diario fuera de verdad...
por eso te amo :D!

angel21mbp dijo...

Uy si Pareciera que es Nessie quien lo escribe!! jeje...

Me sorprendió que Leah fuese la respuesta, nunca me lsa hubiese imaginado de amigas...

☆◘♥Michelle♥◘☆ dijo...

hola.....quien es esa persona que a nessy le gusta, hasta ahora no lo he leido :(...me parecio bn q añadieras a Leah x q ese personaje me encanta, by the way puse un adelato de capitulo cinco de la historia de Leah jeje