_

Renesme. Diary Love. 23

Respiren ! Aún no es el capítulo final ! No lo estoy alargando por que quiera... sino por que es el ritmo natural de la historia a medida que la voy escribiendo. sólo sé que el final está cerca. Espero lo disfruten.

-------------------------


Aunque me parecío extraño aquella forma de reaccionar de Matt, fue sumamente conveniente. Pero mis teorías eran dos: o estaba tomando algo que neutralizaba sus reacciones químicas, lo que evitó que se exaltara y mostrara otro tipo de sentimientos o simplemente es tan buen chico que cuenta con una comprensión increíble... talvez una tercera teoría... un poco extraña, pero posible después de todo: que me tuviese miedo. Pero era imposible que se enterara que soñé que lo mataba la noche anterior. - suspiró - Impulsos vampíricos...

Conducía en dirección al pueblo, donde había quedado de juntarse con Leah. Por alguna razón que no sabía explicar, es decir, por intuición, sabía que era Leah quien me tenía que ayudar en esta ocasión y no mi tía Alice. Fue una tarde de compras y entretenciones, una tarde fuera de lo normal. No había disfrutado tanto una actividad hace mucho tiempo. Todo lo hacía con un sentimiento de peso en mi corazón, pero ahora me sentía liviana como una pluma.

Corrío viento cuando salimos del local y nos acercamos a un pequeño café a servirnos algo, aunque cualquier cosa para el apetito de una mujer lobo sería poco.

- Me siento realmente bien... pese a que tengo un pequeño temor.

- He aprendido que uno se siente bien, como si caminara entre nubes y nada te aprisionara cuando estás tranquila contigo misma y en tu cabeza no hay nada pendiente. - comentaba Leah en voz baja con las manos alrededor de la taza, lo que me hizo pensar si era factible que una mujer lobo como ella tuviese frío... tenía entendido que tenían la temperatura alta. Sabía que la tenían... lo dejé pasar.

- Pero el temor....

- Siempre hay temores. Apuesto que es temor a lo que puede pasar.

- Sí. - sonreí.

- La incertidumbre. Siempre estará, nadie es adivino, ni siquiera tu tía Alice viendo el futuro puede quitar la posibilidad de la incertidumbre, siempre estará la duda de "¿realmente pasará?"

- Tienes razón.

- Yo me siento libre cuando corro como loba. Sin fronteras, sin límites. La velocidad es poder para el ego, de una u otra forma. Pero generalmente se lo usa como una evasión y no como el disfrute por sentirse plena.

- Con evasión te refieres que es el método que tienen para olvidar los problemas?

- Sí, es recurrente. Jake pasó mucho tiempo evadiendo, hace años atrás.

- Mmm... ya recordé, sí me contaron.

- No te preocupes Nessie, a ti no te irá mal y menos con Jake, el lo único que quiere es estar contigo. Te perdonaría todo.

- ¿ Cómo estás tan segura. ?

- Podría recordarte que... es un pensamiento en común el que tenemos como manada, pero en realidad no es eso lo que me hace estar segura de mi respuesta, es la forma en que su mirada brilla cuando está pensando en ti, la manera en que te extraña, la manera en que habla de ti...

Me había quedado sin palabras, nunca pensé en Jake como un hombre enamorado con algún talón de aquiles. Siempre viéndolo tan fuerte, tan dominante, tan protector, no había pensado en él de otra manera, como alguien que podía ser vulnerable. Las palabras de Leah entraron en mi corazón y me hicieron suspirar.

- A veces pienso - continúo Leah después de unos minutos en donde las dos estuvimos en silencio - que aunque no existiera la imprimación, ustedes dos al final, siempre quedarían juntos.

No sabía qué decir, las palabras de Leah se acumulaban en mi cabeza.

- Los dos son únicos. Y el que estén juntos puede cambiar muchas cosas, no sólo entre ustedes o entre nuestras familias, sino... en la historia. Tú... realmente no dimensionas la magnitud de tus actos.
Hay un plano donde los asuntos del corazón parecen banales, hay otro plano en donde los asuntos del corazón pueden determinar los finales de las historias. - Leah tomó un largo respiro, levantó la cabeza y se acomodó su largo cabello. - No más reflexiones por hoy. ¿Te parece?

- Está bien, pero no creas que me deprimes, disfruto bastante las palabras cuando vienen de ti - ella sonrío.

- En fin, qué harás mañana?

- Nada, no haré nada hasta el día de la fiesta. Estoy decidida y segura Leah. Él es. Con él es con quien debo estar y no sé que es lo que me impide ir ahora a tocarle la puerta y pedirle disculpas y besarlo. Creo por que en parte debo aún tomarme el tiempo que me queda para pensar todo lo que hice, lo infantil que fui y cuando diga "lo siento" sea un " lo siento " cargado realmente de todo lo que efectivamente siento, de todos esos errores absurdos. Creo que debo perdonarme yo, antes de que lo haga él. Por que.. sé que él lo hará sin dudar.

- Me parece una decisión sabia.

- Siento que crecí - agregué secamente.

- Es cierto, cuando uno toma decisiones así y asume sus consecuencias, crece, inevitablemente.


Dejé a Leah muy cerca de la reserva y llevé todas aquellas bolsas de compra a una esquina de mi habitación. Abrí las cortinas de mi ventanal de par en par. Ahora quedaba pensar y esperar.



---

1 comentario:

Vincent Rodriguez R. dijo...

:O
Mee gustoo este
sobretodo que Renesmee creciera en cierta forma pensara y como no se deja llevar!
Me gusto me gusto!
a mi tambien me parece que se acerca el final :(